Las tecnologías IoT permiten capitalizar incontables oportunidades de mejoras cuantitativas y cualitativas, tanto para las empresas como para sus entornos. Muchos de estos beneficios se desprenden de un mayor aprovechamiento de recursos o una mejor gestión de su contratación.

Vivimos en la era digital. Estamos cada vez más conectados y el Internet de las Cosas (IoT) ya no hace referencia solamente a ciudades inteligentes del primer mundo o a planes futuristas de grandes empresas, sino que se coló en la cotidianeidad de todos los que usamos smartphones, smartwatches y otros dispositivos, ya que a través de ellos podemos acceder con un click a un portal de ventas. La conectividad de las cosas nos permite realizar actividades que hasta hace unos años parecían lejanas. De la misma manera, las compañías tienen cada vez más acceso a este tipo de soluciones, y algunas lo han sabido aprovechar de manera fructífera. 

Mejorando la vida de las empresas

Las inversiones necesarias para poder implementar soluciones de IoT suelen justificarse por los potenciales beneficios relacionados a la toma de mejores decisiones basadas en datos. Este tipo de herramientas permite capturar datos de la operación de manera online, con mayor precisión y calidad que con otros métodos.
Tales beneficios suelen atribuirse a ahorros por un mayor aprovechamiento de recursos o una mejor gestión de su contratación. En industrias en las que el movimiento de materiales es un costo representativo de la operación, hemos podido comprobar que la aplicación de soluciones de IoT contribuye a alcanzar este tipo de ventajas.

Por ejemplo, trabajamos junto a una importante compañía siderúrgica en la que desarrollamos un estudio de utilización de equipos móviles para una de sus plantas en Argentina. El estudio se realizó con datos capturados con soluciones IoT disponibles en algunos equipos. Como resultado, encontramos oportunidades de ahorro que estimamos del orden del 5% de los gastos totales de contratación y gestión de equipos móviles. Mediante el análisis de los datos demostramos la posibilidad de lograr sinergias en la utilización de auto elevadores pesados y livianos, en ese momento administrados por responsables de distintos centros productivos, y mejorar el mix de modalidades de contratación (spot/fijo) en función de los requerimientos reales del negocio.
También encontramos ejemplos interesantes en industrias que brindan servicios, tal es el caso de una compañía de gestión de residuos para la cual diseñamos e implementamos diversas iniciativas con soluciones IoT, el monitoreo de variables operativas de retroexcavadoras en campo viabilizó pasar de un esquema reactivo a poder actuar de manera más anticipada y preventiva ante potenciales problemas de mantenimiento en los equipos; el sistema para gestión y control del proceso de carga de combustible a equipos en estación y en campo posibilitaría una reducción estimada del 7,5 % en gastos de ese insumo.
Adicionalmente, implementamos soluciones IoT con el propósito de alcanzar otros beneficios más bien relacionados con la mejora de calidad y cantidad de datos para la gestión del negocio, con impacto directo en los ingresos por servicios prestados. En ese sentido, se incorporó el uso de tecnología RFID (Identificación por Radio Frecuencia) en tractores y acoplados para automatizar la registración de ingresos y egresos al predio, pesajes de camiones en balanza y descargas de residuo en portones de la planta. De forma complementaria, se incorporaron soluciones de IoT para obtener información necesaria y confiable para el control del flujo de materiales en el predio y entre plantas. Por ejemplo, se automatizó el pesaje y registro de material trasladado en palas y cintas, y la medición de caudales en válvulas del proceso de purificación de lixiviado.
En el mundo de la gestión de activos, la utilización de IoT también puede ser una opción interesante para generar ahorros. Por ejemplo, en compañías del rubro de alimentos y bebidas hemos acompañado la implementación de soluciones para seguimiento y monitoreo de activos como heladeras y góndolas dadas en comodato, reduciendo los gastos por pérdidas y necesidad de reposición.

IoT, aliada de la competitividad

Hasta acá, repasamos algunos ejemplos en los que el beneficio de IoT se puede traducir rápidamente en ahorros o beneficios cuantificables, pero ¿cómo podrían utilizar las compañías las soluciones de IoT para crear nuevas ventajas competitivas?, ¿podrían aprovechar estas tecnologías para una mejor experiencia del cliente?, ¿y de sus empleados?
Las tecnologías IoT permiten capitalizar incontables oportunidades de mejoras cuantitativas y cualitativas, tanto para las empresas como para sus entornos. Sin ir más lejos, algunas de las iniciativas antes mencionadas han tenido impacto sobre las condiciones de trabajo de los empleados, ya que permitieron configurar espacios y procesos de trabajo más seguros. 

Client Experience

Con la mirada puesta en la experiencia del cliente, existen distintos momentos en los que las herramientas de IoT pueden utilizarse para mejorarla: previo, durante y posterior a la venta o consumo del usuario, sea cliente o potencial cliente.
Es sabido que el IoT ha permitido a las compañías conocer más acerca de los hábitos de consumo de sus actuales y potenciales clientes. Saber más acerca de los intereses, prioridades y gustos de los usuarios, accediendo a  datos registrados a través de dispositivos conectados a Internet, permite ofrecer una experiencia más personalizada y generar acciones más efectivas de marketing para captación y/o fidelización de clientes.
Si bien éste es el uso más conocido de soluciones IoT para la mejora de experiencia del cliente, existen otras más relacionadas a activos físicos. Es el caso de una compañía de retail en la que evaluamos el uso de RFID en sus productos para obtener la
trazabilidad completa por número de serie que permita mejorar el proceso de recall cuando sea necesario hacerlo.
Vivimos en la era digital, en la que pareciera buscamos hacer las cosas de manera cada vez más rápida, fácil, ágil, anticipada y eficiente. El internet de las cosas actúa como catalizador para encontrar nuevas formas de hacer, y sus costos ya no representan una barrera para que las personas y empresas puedan acceder a estas tecnologías. Algunas compañías ya se han animado a aprovecharlas

Por Aluén Burna
Manager de Paradigma Sociedad de Soluciones y Ejecutiva de la práctica Supply Chain

>>>Lee la nota también en “Énfasis Logística”